La lección de la sonrisa

Con esta preciosa sonrisa Michael escuchaba aquella mañana la conferencia que se impartió en el instituto Ignacio Allende de León. Guanajuato. México

Estas eran las palabras con las que se iniciaba una pequeña reseña sobre una conferencia que fue muy especial, para todas aquellas personas que participamos y sobre todo, porque hubo  una persona que entonces luchaba con la muerte y lo hacía con muchas herramientas, una de ellas la sonrisa, Es la sonrisa que apareció entones y hoy de nuevo aparece en la imagen adjunta. Michael es el nombre o habría que decir era el nombre de este maravilloso ser. Con esa sonrisa y esas ganas de vivir y de creer en su realidad y en él mismo. Un fantástico ejemplo para todos. Michael se fue de nuestro lado el pasado lunes día 20 de Febrero, pero su sonrisa, sus lecciones de vida estarán con nosotros toda nuestra existencia.

Adios y gracias, maestro de la vida y del amor. Sentimos cada día tu sonrisa a nuestro lado.

©Teo. San José. 2012

Sobre la compasión

Cada día me siento mas impactado por la capacidad de apartar de nosotros la responsabilidad de nuestra felicidad o de nuestro estado de Paz. Creo que una de las formas mas densas entre las que podemos trabajar es en el concepto de compasión, claro no desde la perspectiva religiosa, sino de la mas mundana, la que todos podemos percibir, sentir, hacer nuestra. como una expresión de profundo amor. Me pregunto ¿Cómo podemos hacer nosotros sencillos mortales, para hacerla realidad?. Poco a poco aparece en mi una imagen sonriente y simpática, me dice: Sólo tienes que ser capaz de no juzgar, no siquiera a ti mismo. Sólo tienes que aceptar que las decisiones nos llevan a hechos y situaciones, sin valoración. Me pregunto muchas veces, ¿Cuanto tiempo tardamos en darnos cuenta de que hemos hecho algo, supuestamente mal o erróneo?, mi conteo es dramático, apenas unos minutos, a veces segundos. Qué buena experiencia sería para todos el tomarnos un día de vacaciones de juicio, claro con respeto a nosotros mismos. Por ejemplo, tomar un domingo y decir, esta mañana, voy a intentar no valorar las decisiones que vaya a tomar; si me levanto tarde o no hago los trabajos, si  no soy atento  con mi mujer o con mi marido. Podemos esperar a la tarde, sentarnos en una silla o sillón y después de este corto espacio de tiempo, con la capacidad de observar desde la distancia, quizás nos demos cuenta que algunas de aquellas acciones no eran tan negativas o que si, pero ahora las podemos ver en otro contesto y a lo mejor descubrimos que habí­a fuertes razones para actuar así o  reconocer que esta forma de ser o estar es mejor cambiarla, no por buena o mala, sino sencillamente por sus consecuencias, el dolor innecesario. Seguro que después de un tiempo aparecerá en nuestro rostro una tenue o intensa sonrisa. Ese instante es el de la compasión, nos hemos aceptado, querido por un instante.

Amor y gracias.

todo está bien. todo está en Paz

 

Otra lectura del poema ” la mujer que pasa”

Es curioso como cuando hablamos de la autoestima, olvidamos algunos de sus matices mas importantes. Se nos olvida que lo que la hace tan importante, es que nos ayuda a conformar nuestra identidad, o su ausencia, anula nuestra identidad. El poema que aparecio la pasada semana hace una referencia a esto precisamente. Habla de lo que le ocurre a una niña, rapaz en la lengua de mis abuelos, cuando se convierte  en mujer, cuando se da cuenta de que los hombres miran sus formas mas o menos abultadas, y sobre todo, cómo la mira aquel chico que a ella le gusta tanto. Su andar es diferente, porque ahora mueve sus caderas para reafirmarse. Es importante para ella que la miren, sentirse observada, querida o deseada. Si lo consigue, su autoestima como mujer, se creará o crecerá. El erotismo será una parte importante de su persona, le pueda dar mas confianza. Le ayudará a aceptar los importates cambios de su cuerpo, se podrá querer un poquito mas. Estará mas cerca de su equilibrio dinámico, de una cierta sensación de Paz.

Dedicado a todas la niñas, que como mis hijas, han dejado de ser niñas, para transformarse en mujeres radiantes y con un poco mas de confianza en ellas mismas.

Todos los rios llevan al mar

Llevamos muchos años escuchando como de una u otra manera nos van contando las muchas formas que hay para ser feliz, para alcanzar la iluminación y en todas ellas vamos encontrando retazos de religiosidad o de espiritualidad. Es decir ideas que a través de determinadas normas o ejercicios nos prometen la felicidad.

Continuar leyendo “Todos los rios llevan al mar”