Poema. Si en vez de hablar…-…amas.

¿Qué viste?

¿Qué sentiste?

Si en vez de…

mirar

piensas.

Si en vez de …

pensar

hablas.

Si en vez de…

hablar…

AMAS

la vida,

la sonrisa…

la mirada.

Eso se llama

Amor.

©Teo. San José. 2.013.

 

 

Reflexionando.

 

En esta edición la revista Guiame cumple tres años desde su inicio, y durante estos tres años he estado escribiendo semana tras semana con todo cariño, breves artículos con la intención de que las palabras escritas fueran capaces de trasmitir con sencillez, información, ideas, puntos de vista, referencias, y a veces guías que nos ayuden a conocernos y comprendernos a nosotros mismos, y a los demás como seres humanos, que apenas somos gotas microscópicas en la inmensidad del universo. Gotas que un día desaparecerán con la muerte, y que vivimos sin apenas ser conscientes de estas realidades.

Como uno de los principales objetivos que tenemos como seres humanos , desde mi punto de vista, es conocer quiénes somos, cómo somos, qué necesitamos, que sentido podemos darle a nuestras vidas, cómo podemos ser más felices, crecer y vivir con paz y plenitud. Si la vida es una escuela, tenemos mucho trabajo por hacer.

Cada semana escribo pensando en qué puede ser interesante expresar que nos haga recordar cosas que ya sabemos pero que no acabamos de llevar a la práctica, o qué puede encendernos alguna lucecita al leerlo que nos haga meditar, o nos permita abrir una puerta a algo nuevo. Una de las ideas básicas que me gusta trasmitir, porque además me ayuda a mí también a recordarla, es que cada uno somos responsables de nuestra felicidad y que nadie está a cargo de ello, excepto nosotros mismos. Así como que no tenemos el control de todo lo que nos sucede pero sí de qué hacer con ello. Que la vida es como es, pero que según la mirada que le pongamos así nos vamos a sentir, y a actuar. Vivimos en un entorno social donde damos demasiada importancia a lo que los demás puedan pensar de nosotros , tratando de dar una imagen hacia afuera de nosotros mismos, aparentando lo que no somos, esta es una actitud que nos puede llevar a enfermar. Si nos paramos a considerar la importancia de lo que los demás puedan pensar de nosotros, nos damos cuenta de que no es de nuestra incumbencia.

Podemos permitirnos hacer una parada y tomar consciencia de cuáles son nuestras verdaderas necesidades, cuáles son nuestros miedos, qué evitamos hacer, que valores rigen nuestras vidas, que creencias sobre la vida y sobre nosotros mismos nos orientan y si éstas nos sirven para avanzar o nos limitan. Qué cosas positivas y personas nos acompañan en nuestro camino, y si sabemos realmente amar y ser amados. ¿Hay cosas que hago para llenar mi vacío existencial y que cada vez hacen más grande dicho vacío? Como sucede con las adicciones(alcohol, drogas, juego, consumismo compulsivo, adicción a las emociones negativas, etc) o por el contrario hago aquello que me hace sentir más completo, realizado y convertirme en un ser más feliz , pacífico y amoroso?.

Expreso mi agradecimiento a la revista Guíame y a sus lectores en su tercer cumpleaños.

©Concha Caballero Neira. 2.013.

 

Consciencia: ¿Teoria o acción?

Hace unos días tuve la ocasión de ser oyente en uno de los grandes congresos de Consciencia que se generan en el Mundo, este fue en Puebla. México. había grandes nombres, grandes científicos y personalidades. Tres, cuatro días intensos, y en general muy aburridos. Oímos teorías y mas teorías, una y otra vez se nos llenaba la cabeza y los oídos de palabras, ideas y la sensación que a mi me llegaba, era de decir “hasta cuando”, hasta cuando nuestro mundo se va a abastecer de teorías, de ideas y no de hechos, de acciones. Se han fijado ustedes en la cantidad de conceptos y teorías que nos rodean, hasta el arte se nos ha hecho “Conceptual”, vale mas la explicación que la propia obra, de nuevo esclavos de la crítica, todos los humanos estamos esclavizados de una cierta crítica, de una teoría que hay que cumplir y que nadie sabe como, como mucho le es útil al que la ha creado. Estoy hablando de cosas tan serias como las religiones, las filosofías, las teorías económicas o sociales o filosóficas.

Se dan ustedes cuenta de la gran distancia que hay entre el ciudadano de a pie y estas, largas palabras o conceptos, ideas o teorías. Nosotros creemos que la consciencia o conciencia del ser humano está en el hacer, en esa acción que se nos insiste en quitar una y otra vez. Usted medite, piense, crea, pero no haga algo;

” puede hacerse daño”.

¿Cuantas personas llaman a su puerta, televisor u ordenador (computadora) para venderles la felicidad leyendo un libro, viendo un documental,  asistiendo a talleres increíbles o haciendo viajes espirituales, etc, etc? son miles. ¿Cuantos de ellos le dicen, le piden o le invitan a “hacer” en ellos?

El Zen dice, Zen es hacer. El labrador dice, quieres frutos , trabaja la tierra. El alfarero te dice, quieres cazuelas, trabaja el barro. El pescador te dice, quieres pescado, sal al mar a pescar. El sabio te dice, quieres felicidad…trabájala cada día, siembrala con cada  acción, abónala cada día con acciones, cosecha con alegría y acción.

Hacer cada día es la clave, ser cada día una pequeña acción, así se siente el latir, el de tu corazón que siempre está lleno de amor.

©Teo. San José. 2.013.

Poema a la acción de cada dia.

Cada mañana

el miedo

le ahogaba.

Un susto

le oprimía.

Sin embargo, cada día

velaba,

sentía,

amaba.

Y en la noche

la serenidad

le acunaba.

Así sembraba

la calma,

el amor.

 

Así llegaba…

La Paz…

 

©Teo. San José. 2.013.

¿Dónde comienza la confianza?

Acabo de encontrarme con un antiguo texto del pueblo Lakota, de las antiguas praderas de los Estados Unidos de Norteamerica. Conciso, claro y de una enorme trascendencia, culmina muchas de nuestras ideas de cómo formar a los niños en la confianza, paso y camino hacia la Paz, la Paz interna, y luego la externa, dice así: Continuar leyendo “¿Dónde comienza la confianza?”

Poema a mi amor secreto…

Hoy busqué una palabra,

encontré su mirada.

Hoy soñé que la amaba,

la encontré en un suspiro.

Hoy sentí su llamada,

como la voz del amigo.

Hoy viví su sonrisa,

como una llamarada en el ombligo.

Hoy, sin quererla ver,

la busque y llamé,

sin darme cuenta, que ella siempre está conmigo,

mí gran amor…

mí Alma.

©Teo. San José. 2.012.