Palabras de un hombre sabio.

Un periodista le hizo una entrevista al Dalai Lama, al entrar en la
habitación le preguntó:
¿Qué es lo que más le sorprende de la humanidad?
A lo que él respondió: Que se aburren de ser niños y quieren crecer
rápido, para después desear ser niños otra vez.
Que desperdician la salud para hacer dinero y luego pierden el dinero
para recuperar la salud.
Que ansían el futuro y olvidan el presente y así no viven ni el
presente ni el futuro.Que viven como si nunca fuesen a morir y mueren
como si nunca hubieran vivido……
Quedé en silencio un rato y le dije: Pero, ¿cuáles son las lecciones
de vida que debemos aprender? Y con una sonrisa respondió: …
Que no pueden hacer que nadie los ame, sino dejarse amar, que lo más
valioso en la vida no es lo que tenemos, sino a quien tenemos, que una
persona rica no es quien tiene más, sino quien necesita menos y que el
dinero puede comprar todo menos la felicidad…
QUE EL FISICO ATRAE PERO LA PERSONALIDAD ENAMORA.
Que quien NO VALORA lo que tiene, algún día se lamentará por haberlo
perdido, y que quien hace mal algún día recibirá su merecido.Si quieres ser feliz, haz feliz a alguien.
Si quieres recibir, da un poco de ti, rodéate de buenas personas y sé una de ellas.
Recuerda, a veces a quien menos esperas es quien te hará vivir buenas experiencias!
Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro.
Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida. Aún con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa: “Estoy bien”.

Otra lectura del poema ” la mujer que pasa”

Es curioso como cuando hablamos de la autoestima, olvidamos algunos de sus matices mas importantes. Se nos olvida que lo que la hace tan importante, es que nos ayuda a conformar nuestra identidad, o su ausencia, anula nuestra identidad. El poema que aparecio la pasada semana hace una referencia a esto precisamente. Habla de lo que le ocurre a una niña, rapaz en la lengua de mis abuelos, cuando se convierte  en mujer, cuando se da cuenta de que los hombres miran sus formas mas o menos abultadas, y sobre todo, cómo la mira aquel chico que a ella le gusta tanto. Su andar es diferente, porque ahora mueve sus caderas para reafirmarse. Es importante para ella que la miren, sentirse observada, querida o deseada. Si lo consigue, su autoestima como mujer, se creará o crecerá. El erotismo será una parte importante de su persona, le pueda dar mas confianza. Le ayudará a aceptar los importates cambios de su cuerpo, se podrá querer un poquito mas. Estará mas cerca de su equilibrio dinámico, de una cierta sensación de Paz.

Dedicado a todas la niñas, que como mis hijas, han dejado de ser niñas, para transformarse en mujeres radiantes y con un poco mas de confianza en ellas mismas.